Madurez infantil

Etiquetas: ,


Esta maduración infantil se relaciona con el comienzo de un desarrollo más complejo en el habla del niño, cuando este ya puede iniciar a practicar destrezas o a cumplir diversas funciones lingüísticas en el habla. Esta madurez se logra a partir de algunos factores básicos para la práctica de nuevos procesos en la evolución lingüística del niño

· Lo neurobiológico: los centros nerviosos ya están ‘capacitados’ para el desarrollo de nuevas formas de hacer el habla más complejo, como la memorización, distinción de términos, adquisición de símbolos, etc.

· Estimulación de lo externo: se señala, teóricamente, que si el niño no es estimulado por su entorno la corteza cerebral de este se verá parada en su constante actividad, es decir, el niño debe ser influido de forma positiva por parte del mundo adulto que lo rodee para poder lograr un óptimo desarrollo cognitivo.

· Experiencia propia: es una etapa de culminación de lo anteriormente mencionado en que el niño al poseer un incentivo y la condición física cerebral adecuada comienza a sentirse interesado por el domino, en este caso por la lengua.

Es importante considerar que no todos los niños poseen un igual proceso de madurez ni que tampoco alcanzan a madurar al mismo tiempo incluso existen trastornos del habla infantil en que no se madura. Por ello se debe preparar el niño no sólo en lo cognitivo y lingüístico, sino que también se le debe preparar para que tenga una buena relación con un futuro entorno que será determinante en la conformación de su habla, llegando a ser un detractor si no es preparado el niño de la manera adecuada para establecer las correctas relaciones inter-dialógicas ya sea en la educación preescolar, etapa en que se encontrará con niños que viven los mismos o similares niveles de progresión en adquisición del habla.

Comments (0)

Publicar un comentario en la entrada